nicomaq

nicomaq en Offload 02 de Octubre de 2017

¿Qué le Pasa a Los Pumas?

Los Pumas sufrieron otra dura derrota que enciende las alarmas y preocupa a propios y extraños por el nivel de juego demostrado. En Offload analizamos el presente del combinado nacional de cara a la última fecha del torneo.

Una nueva fecha del Rugby Championship ha quedado atrás y Los Pumas han salido nuevamente derrotados en lo que fue la quinta caída en igual número de presentaciones. Los All Blacks, sabidos campeones del torneo desde antes de entrar a la cancha debido al empate entre Australia y Sudáfrica, demostraron nuevamente su categoría al marcarle 4 tries al equipo argentino en tan solo 28 minutos para liquidar un enfrentamiento cuyo segundo tiempo estuvo totalmente de más.

El desempeño del conjunto albiceleste estuvo muy por debajo de lo esperado y, de esta forma, cayeron categóricamente ante un equipo maorí que por momentos parecía estar sobrando el partido, cosa muy poco común en ellos. La gran diferencia entre los dos tiempos fue muy marcada (parciales de 29 a 3 en la primera etapa y de 7 a 7 en la segunda parte) y esto se debió pura y exclusivamente a que el equipo comandado por Steve Hansen levantó el pie del acelerador y le ahorró a Los Pumas una derrota similar a la que sufrió Sudáfrica (NdR: cayeron derrotados 57 a 0 como visitantes ante NZL en la fecha 4 en lo que fue la mayor diferencia en la historia entre los dos equipos).

¿Un resultado esperado? Claro que sí. ¿De la forma esperada? Definitivamente no. El nivel del equipo argentino ha sido preocupante a lo largo de todo el torneo. Si bien en estos años se ha avanzado en las destrezas individuales y se ha ampliado la base de jugadores, ha habido un retroceso en ciertos aspectos en los que el equipo argentino se ha destacado a lo largo de la historia.

Problemas en las formaciones fijas, en defensa y en el desarrollo del juego han sido las mayores atenuantes del equipo dirigido por Daniel Hourcade. Tanto el nivel individual como colectivo ha estado muy por debajo de lo habitual y esto se refleja en los resultados obtenidos en esta edición del torneo. El scrum argentino ha sido dominado en todas las presentaciones y con distintos actores en cada caso, algo que hace unos años era impensado. El line ha funcionado relativamente bien pero no ha sido la plataforma de juego que tantos tries ha generado para el seleccionado en años anteriores. En defensa, el conjunto nacional ha fallado tanto en el 1 contra 1 como en el sistema general, algo atípico si se analiza la historia puma. En ataque, el equipo se ha vuelto previsible y no genera lo que supo hacer en años anteriores. Esto último queda evidenciado en el try marcado por Juan Manuel Leguizamón el último fin de semana que careció de juego asociado y fue producto del atropello de jugadores como Creevy, Lezana, Matera y el propio Leguizamón. Por último, la indisciplina ha sido un gran problema para Los Pumas a lo largo del torneo tanto por los puntos en contra como por las tarjetas que recibió a lo largo del torneo. El try de Damian McKenzie es prueba de este último punto ya que los All Blacks pasaron, en aproximadamente 4 minutos, de defender un line en sus 5 yardas a un scrum debajo de los palos en territorio argentino producto de una seguidilla de indisciplinas del equipo puma.

¿A qué se debe todo esto? Definitivamente excede al juego, se trata de un tema mental. El año con Jaguares fue intenso y cargado de desilusiones debido al auspicioso arranque del equipo que luego decayó en su nivel y terminó acumulando varias derrotas en el cierre del torneo. Esto, sumado al flojo arranque de Rugby Championship contra Sudáfrica, ha originado que varios jugadores estén mal anímicamente y esto se demuestra tanto en lo individual como en lo grupal. A su vez, la falta de rotación no ayuda debido a que, al jugar siempre los mismos, no puede haber un jugador que impacte positivamente en sus compañeros.

Esto último da la pauta de lo que debería intentar hacer el equipo argentino en la última fecha contra Australia en Mendoza. La suma de lesiones y bajos niveles dan la oportunidad ideal para darle la chance de saltar a la cancha a jugadores que no han visto muchos minutos en el torneo como Gonzalo Bertranou, Marcos Kremer o Manuel Montero, por nombrar algunos. Es una gran chance para levantar anímicamente al equipo y poder trabajar algo más tranquilos de cara a lo que será la dura ventana de noviembre donde Los Pumas se enfrentaran a Italia, Irlanda e Inglaterra en condición de visitante buscando seguir progresando como equipo de cara al mundial que se llevará a cabo dentro de 2 años en Japón.

#Rugby
#LosPumas
#AllBlacks
#RugbyChampionship
#SuperRugby

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...